Narrar

Primera historia

Historia  

El tomate probablemente tenga su origen en las tierras altas de la costa occidental de América del Sur.

El tomate probablemente tenga su origen en las tierras altas de la costa occidental de América del Sur. Hay gente que cree que el tomate no se cultivaba ni se comía antes de que llegaran los españoles. Sin embargo, otras personas han señalado que no hay datos concluyentes, ya que había muchas frutas que se cultivaban continuamente en Perú que no aparecen en los limitados datos históricos que poseemos. Gran parte de los conocimientos de horticultura de aquellos pueblos se perdió tras la llegada de los europeos.

Hay una teoría alternativa que dice que el tomate y su nombre tienen su origen en México, donde crecía una de las dos especies salvajes aparentemente más antiguas.

Es totalmente posible que la domesticación tuviese lugar independientemente en ambas regiones. En cualquier caso, de algún modo el tomate emigró a América Central. Los mayas y otros pueblos de la región utilizaban el fruto en sus platos, y en el siglo XVI ya se cultivaba en el sur de México y probablemente en otras zonas.