Informar

La Tecnología del Tomate en la Maratón de Tokio

El color rojo del tomate, conocido como licopeno, extingue todo el oxígeno libre generado y ayuda a combatir el cansancio.

Se oyen rumores… Nos animamos… Y luego termina siendo algo mucho mejor que lo que nos hubiéramos podido llegar a imaginar. Finalmente puedes llevar el tomate “encima”, te lo puedes “poner”… El Wearable Tomato Project ( Proyecto del Tomate Portátil) ha sido desarrollado por Kagome, una empresa de alimentación muy respetada en Japón, con una finalidad práctica que surge de una necesidad y está respaldado por sólidos estudios sobre ciencia de la salud.

El proyecto, diseñado por Mayna Denki, llega justo a tiempo para la Maratón de Tokio. La unidad portátil de tomate se ha diseñado para proporcionar tomate fresco recién exprimido al corredor en movimiento. Los tomates contienen nutrientes que resultan muy beneficiosos para el deporte y el ejercicio físico, al protegernos del indeseable y dañino efecto de los radicales libres.

Un reciente estudio paralelo, AQUI, apoya la investigación previa mostrando como los nutrientes que hay en el tomate extinguen los radicales libres que nuestro cuerpo genera cuando realizamos ejercicio físico. Además, el cuerpo sigue beneficiándose de esta protección mucho tiempo después de haber consumido tomate. En este caso, el truco consiste en tener este producto disponible justo en el momento que más lo necesitamos y este pequeño aparato te alimenta directamente con tomate fresco mientras tú te concentras en la carrera.

¿Quién necesita entonces botellas de bebidas isotónicas derramadas a nuestro alrededor? El tomate también ayuda a aliviar la fatiga y el cansancio y con su más de 90% de agua nos proporciona una manera deliciosa y saludable de hidratarnos.

¡Lleva el tuyo con orgullo!

Lo que dice la ciencia:

Consumir 150 ml – un vaso mediano - de zumo de tomate justo antes de empezar a correr o antes de ir al gimnasio es todo lo que tu cuerpo necesita para empezar a proteger tu cuerpo de la nociva oxidación y del daño al ADN causado por el ejercicio físico. El color rojo del tomate, conocido como licopeno, extingue todo el oxígeno libre generado-conocido también como radicales libres - y ayuda a combatir el cansancio.