Seducir

¡Cuece el tomate y libera sus auténticos poderes!

Nutrición  

El tomate es muy bueno para la salud, PERO el tomate cocido o procesado es incluso mejor. Cómpralos, cuécelos y libéralos.

Parece evidente para todos aquellos que lo saben, pero también parece que la mayor parte del mundo todavía tiene que descubrir una sencilla verdad: el tomate es muy bueno para la salud, PERO el tomate cocido o procesado es incluso mejor.

La industria del tomate fresco ha empezado a aceptar que pueden vender tomates frescos no sólo para hacer las ensaladas más deliciosas y nutritivas, sino también para cocinar.

Normalmente es difícil mejorar el diseño de la Naturaleza y si miramos el inmenso contenido nutricional de cualquier tomate fresco, nos costará mucho encontrar una fruta más completa y más hermosa y sana en cualquier lugar del planeta.

El perfil nutritivo del tomate fresco es impresionante: está lleno de vitamina C, folatos, fibra y una larga lista de micro nutrientes beneficiosos, pero aún así tiene todavía más que ofrecer cuando lo ponemos en la sartén, picado o en rodajas, con aceite de oliva, ajo y hierbas. Una cocción suave hasta convertirlo en las mejores salsas, sopas, guisos o estofados, de un millón de formas que hacen agua la boca, extrae todos los carotenoides del tomate de sus fuertes celdas. Están prisioneros hasta que llegan al menos a los 100 grados centígrados, que es cuando el licopeno se libera y queda disponible.

Hasta entonces, el licopeno está encerrado en su celda sin ninguna posibilidad de condicional. Necesita el calor de la cocción para quedar libre y que podamos consumirlo de un modo que nos beneficie. Sus propiedades antioxidantes pueden ponerse a trabajar inmediatamente, reparando las células y el ADN dañados e incluso reparándose a sí mismo. No es de extrañar que los vendedores de tomates frescos estén buscando el punto más caliente para su negocio. Cómpralos, cuécelos y libéralos.