Vivir

Ajo

Nutrición  Salud  

El ajo se ha usado como alimento y como medicina en muchas culturas durante millares de años, desde la época en la que se construyeron las pirámides egipcias.

El allium sativum L., más conocido como ajo, es una especie de la familia de la cebolla, la alliaceae. Entre sus parientes cercanos están la cebolla, la chalota y el puerro. El ajo se ha usado desde que conservamos registros escritos tanto para fines culinarios como medicinales. Tiene un sabor característico, picante, que se suaviza y endulza considerablemente con la cocción. Una cabeza de ajo, la parte más comúnmente usada de la planta, contiene numerosos dientes. Las hojas y los tallos se comen a veces, particularmente cuando son tiernos e inmaduros.

El ajo se ha usado como alimento y como medicina en muchas culturas durante millares de años, desde la época en la que se construyeron las pirámides egipcias. El ajo ayuda a prevenir las enfermedades cardíacas, incluida la arteriosclerosis, el colesterol alto y la presión sanguínea alta, además de mejorar el sistema inmunitario. El ajo también puede proteger contra el cáncer. Aunque la ciencia no es definitiva en este aspecto, la mayor parte de las investigaciones muestran resultados prometedores y muchos clínicos continúan informando sobre mejoras en el área de la protección contra el cáncer y los factores de riesgo para el corazón de los pacientes.

El ajo tiene propiedades antioxidantes. Los antioxidantes ayudan a destruir los radicales libres, las partículas que pueden dañar las membranas de las células, interactuar con el material genético y probablemente contribuir al proceso de envejecimiento, además de a desarrollar varias enfermedades, incluidas las enfermedades cardíacas y el cáncer. Los radicales libres se originan naturalmente en el cuerpo, pero las toxinas medioambientales (incluidos la luz ultravioleta, la radiación, los cigarrillos y la contaminación del aire) también pueden aumentar la cantidad de partículas dañinas. Los antioxidantes pueden neutralizar los radicales libres y reducir o incluso ayudar a evitar algunos de los daños que causan con el tiempo.